Residuos sólidos: Honduras y el gobierno de Alemania inician proyecto relacionado a la prevención de residuos plásticos en los mares de América Central y el Caribe.


Omoa, Cortés, marzo del 2021. Con una duración de 3 años (hasta 2023), el proyecto de prevención de residuos plásticos promete generar importantes resultados en Guatemala, Belice, República Dominicana, El Salvador, Honduras y México.


Por lo que la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente+), a través de la Dirección de Gestión Ambiental (DGA), realizaron una visita técnica al municipio de Omoa, en el departamento de Cortés, de manera conjunta con la Comisionada Presidencial del Rio Motagua, Liliam Rivera, con el fin de identificar potenciales acciones en los ámbitos de fortalecimiento al sector privado para eliminar los residuos plásticos, implementación de proyectos piloto y sensibilización de la población y sector privado en relación a la problemática de los residuos en la zona.


Como antecedentes, en América Latina y el Caribe, el elevado vertido de residuos plásticos está contaminando cada vez más el mar Caribe y la vida marina que en él habita, considerando que el 89% de la basura marina del Caribe procede de las actividades terrestres. A su vez, la mitad de los desechos plásticos provienen de envases que, a menudo, se han utilizado una sola vez.


Dentro de la visita de campo, se contempló la inspección en el botadero municipal y al terreno para la construcción del relleno sanitario, así como  a las playas municipales de la zona; en la que los participantes fueron el Alcalde Municipal de Omoa, Ricardo Alvarado, la Coordinadora Regional del Proyecto Caribe Circular, Eva Rinhof, el Coordinador Nacional del Proyecto Caribe Circular, Rafael Valladares, la Comisionada Nacional del Río Motagua, Liliam Rivera, el Director de Gestión Ambiental de MiAmbiente+, César Flores y la Asesora Legal DGA Cinthia Ponce.


El proyecto se centra en enfoques estratégicos a escala regional para evitar los residuos plásticos. A tal efecto, impulsa el tratamiento de temas de carácter obligatorio y de conducción, como pueden ser una mayor responsabilidad de los productores, la legislación y la regulación de los residuos plásticos y la armonización legislativa. Asimismo, las cooperaciones con diversas industrias, el sector turístico, las empresas emergentes y las organizaciones no gubernamentales generan efectos de sinergia. 


A través del intercambio regional entre los países del SICA y México, el proyecto contribuye de manera fundamental al “Plan de acción para la conservación de los mares y la pesca sostenible” del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania y al “Plan de acción contra los residuos marinos” adoptado en 2017 por los Estados del G20. 


El apoyo a la transición hacia una economía circular sostenible contribuye de forma significativa a la protección del medio ambiente y del clima y a la recuperación económica de la región centroamericana. Crea nuevos puestos de trabajo con proyección de futuro.