Patrones climáticos Tortugas marinas perpetúan su existencia si se logra disminuir el cambio climático


Los campamentos tortugueros de las costas del pacífico hondureño, aun cuando son anidamientos semiartificiales, estos se adecuan para que el clima de incubación de la tortuga Golfina que desova en las playas, tenga el nivel adecuado de calor para que nazcan hembras y macho por igual, puesto que el sexo de las tortugas marinas depende de la temperatura de la arena en la que ponen los huevos, la arena más caliente provoca más crías de hembra.

 

 Tegucigalpa, 1 de febrero/2019. Históricamente la tortuga Golfina es buscada por su carne y huevos, por eso el  Gobierno de la Republica, impulsa programas de protección a través de la Secretaria de  Recursos Naturales  y Ambiente (MiAmbiente+), mediante el Proyecto Nacional de Anidamiento semi-artificial de tortugas marinas que lidera la Comisión de Verificación y Control del Golfo de Fonseca (CVC-Golf) para su conservación.

 

Los pobladores de la zona del Golfo que luchan día a día por una Vida Mejor, logran algún beneficio en la época de desove, puesto que aparte de los pescadores organizados, unas 750 personas adicionales de las comunidades de Punta Ratón, El Carretales, Boca de Río Viejo, Cedeño y Punta Condega, bajo el concepto de alimentos por trabajo se incorporan a la recolección de huevos y a cambio reciben raciones de alimentos, contribuyendo a mitigar un porcentaje de la pobreza de dicha zona.

 

La tortuga Golfina no solo es buscada por su carne y huevos, a esto se le suma ahora los efectos del cambio climático que se vuelve  una nueva amenaza para esta especie que está en peligro de extinción, la contaminación por plásticos y el aumento de eventos extremos, como huracanes y ciclones tropicales, podría poner en peligro su hábitat, inundando sus nidos y erosionando las playas.

 

En el 2018 sorprendió la visita de la embajadora de la República de China-Taiwán, Ingrid Hsing, quien al participar en los actos de liberación de los neonatos, dijo  que cuando ella se retire, se dicará en forma voluntaria a proteger y conservar la tortuga marina, al tiempo de valorar la importancia que tiene la conservación de esta especie que no solo es afectada por el hombre sino también por los efectos del cambio  climático.

 

La Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN), respaldó el estudio del Grupo Especialista en Tortugas Marina (MTSG, por sus siglas en inglés) plasmado en el libro “Técnicas de Investigación y Manejo de las Tortugas Marinas”, quienes estiman que sólo uno de las que nacen de cada 1.000 sobrevivirá a la edad adulta.

 

En suma, la tortuga marina desde que nace se enfrenta a múltiples peligros, por eso es que los líderes y voluntarios de los campamentos tortugueros del Golfo de Fonseca, tuvieron que extender las actividades de patrullaje en la temporada de desove, pues las tortugas llegan a las playas de manera tardía, guiadas por una inusual calidez del agua de mar y por su posicionamiento térmico de latitud que lo llevan en su ADN y que las dirige al lugar donde nacieron.

Actividades de Protección y Conservación

Poner en marcha el proyecto requirió de una inversión de un millón 650 mil 350 lempiras (L. 1, 650,350.00), todos los años MiAmbiente+ en conjunto con la CVC-Golf en coordinación con la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) a través de la Dirección General de Pesca (DIGEPESCA), decretan 25 días consecutivos de veda, durante el mes de septiembre, amparados en el decreto ministerial 380-05 por ser este mes el de mayor arribo de Tortugas Marinas en el Golfo.

 

El pasado año se registró un total de 59 mil 706 huevos de tortugas Golfinas que fueron recolectados por los pescadores y voluntarios de la zona que colaboran eficientemente con MiAmbiente+, en las costas del pacífico hondureño, esta actividad tiene 44 años de mantenerse en el golfo y  la recolección empieza del 1 de septiembre al 10 de noviembre de cada año.

 

Para Don Enrique Vigil, líder de uno de los campamentos tortugueros, desde hace 25 años, afirma que es un compromiso con todas las personas que apoyan el proyecto, “este año hemos sacado mucho más huevos que años anteriores en colaboración con los amigos pescadores que viven en las cercanías del Golfo de Fonseca y ellos son favorecidos por ustedes señores donantes que con sus dineros traen  prosperidad a la zona y así salvamos a esta especie que está en peligro de extinción”.

 

El objetivo principal del Proyecto es proteger las poblaciones de Tortugas Marinas que llegan a desovar a las playas del Golfo de Fonseca, mediante actividades de recolección de huevos y siembra de nidos semi-artificiales, las acciones pasan por el fortalecimiento institucional a través del montaje de eventos de capacitación ambiental con un enfoque de conservación de la especie que además es afectada por el cambio climático.

 

·         La tortuga Golfina, se ha convertido en un símbolo de identidad

·         La población se organiza en brigadas para recoger los huevos abandonados

·         Cada tortuga deja entre 80 y 120 huevos; Con hogueras calientan la arena que hace las veces de incubadora

·         El evento se ha convertido en un acontecimiento científico y turístico

Para proteger y conservar esta especie, los habitantes de El Venado, Punta Ratón, Cedeño y Boca del Río Viejo, comunidades situadas en el municipio de Marcovia, Choluteca, forman  equipos de trabajo para patrullar las playas con el fin de recoger los huevos que las tortugas abandonan a su suerte, trasladándolos a los campamentos tortugueros donde son vigilados 24 horas al día, a la espera de que nazcan o eclosionen las nuevas tortugas del golfo.