Para proteger corredor biológico MiAmbiente+ transfiere fondos a fundación Yuscarán


Tegucigalpa, 6 de Junio/2018. Con el objetivo de fortalecer el Proyecto de regeneración natural y prevenir incendios forestales en el Corredor Biológico La Unión ubicado en el Departamento de El Paraíso, el Gobierno de Honduras a través de La Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente+), representada por el Secretario por Ley, Carlos Pineda Fasquelle, transfirió hoy  2 millones de lempiras, recursos que cubrirán la contratación de brigadas de protección forestal.

Pineda Fasquelle, refirió, que transferir fondos a la Fundación Yuscarán es un acto importante porque estamos en el marco de la ejecución del Corredor Biológico la Unión, un proyecto que se ejecuta en forma conjunta con la Cooperación Internacional del Japón (JICA) Y LA Fundación Yuscarán es como el brazo técnico en el campo, igualmente lo hacemos con otras organizaciones de sociedad civil para el manejo y conservación del ambiente.

Es una evidencia ante los gobiernos locales representados por las alcaldías de Yuscarán, Güinope y Oropolí y la cooperación internacional del compromiso no solo técnica sino también con la contribución de los impuestos del pueblo hondureño, MiAmbiente+ contribuye con las contrapartes respectivas para la ejecución de los proyectos, indicó.

Por su parte el presidente de la Fundación Yuscarán, Edgardo Mendoza, luego de agradecer el donativo de MiAmbiente+, informó que el Proyecto de regeneración natural y prevención de incendios forestales, inició hace tres semanas con la participación de 126 familias ya trabajando en el manejo del bosque en su regeneración natural, haciendo raleos, limpiezas y mejoramiento de los caminos de acceso  mancomunados con algunas cooperativas forestales que están en la zona con la cooperación de los técnicos de las municipalidades, con la mayor transparencia posible, supeditados a que el Tribunal Superior de Cuentas pueda llegar a realizar las auditorias que corresponda.

El Proyecto en mención requiere una inversión total de Lps. 2, 268,000.00 (Dos millones 268 mil lempiras) de los cuales Lps. 136, 000.00 (136 mil lempiras) serán aportados por la Fundación Yuscarán y Lps. 132, 000.00 (132 mil lempiras) por las municipalidades que representa el 11.82%, el resto 88.18% lo aporta la Secretaría de MiAmbiente+.

La Fundación Yuscarán es una organización sin fines de lucro y es presidida por el Ing. Guillermo Edgardo Mendoza, quien recibió la cantidad de Lps. 2,000,000.00 (dos millones de lempiras) para implementar el Proyecto de Manejo de Regeneración Natural y Prevención de Incendios Forestales en el Área del Corredor Biológico la Unión que abarca los municipios de Yuscarán, Oropolí y Guinope con una población de casi 32 mil habitantes, distribuida en 72 comunidades en un área aproximada de 70 mil 101 Ha.

El objetivo general del Proyecto es asegurar la regeneración natural mediante la conservación y mejoramiento del suelo, biodiversidad y los regímenes hidrológicos, a través de la contratación de brigadas contra incendios, conformadas por productores y productoras de las comunidades que bien dentro del Corredor Biológico La Unión para el manejo del mismo en beneficio de la colectividad, potenciando el bosque como ecosistema capaz de satisfacer en forma directa e indirecta las múltiples necesidades humanas.

El Proyecto busca proteger toda el área de más de 70 mil hectáreas, específicamente en forma intensiva la zona núcleo con un área de 4 mil 187 has., reducir al menos a un 50% el área afectada por la incidencia de incendios forestales, producto de malas prácticas humanas comprobadas en terreno, brindar protección intensiva a las áreas con regeneración natural y en las cabeceras de las micro cuencas, en los cursos de los ríos y quebradas, así como en las zonas con pendientes superiores al 60% para reducir daños por descombros e incendios forestales.

El Corredor Biológico la Unión, tiene como punto principal de conectividad la Reserva Biológica Yuscarán o Monserrat (RBM), las micro cuencas Cerro de Hule y la Chorrera en Güinope con los ecosistemas de bosque Latifoliado, pino encino y bosque seco en varias graduaciones o matices, y la de Santa Inés en San Antonio de Oriente.