MiAmbiente+ siembra arrecifes artificiales en costa atlántica


Ceiba, Atlántida. 20 Noviembre. 2017. A fin de conservar la biodiversidad marina, el Gobierno la República a través del Secretario de Estado de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas (MiAmbiente+), José Antonio Galdames, sembró hoy 50 módulos de arrecifes artificiales en la zona de Barra y Datillo del municipio de La Ceiba Atlántida, orientado a incrementar las especies de flora y fauna marina y mejorar la pesca artesanal.

El titular de MiAmbiente+, dijo que el objetivo principal del proyecto piloto es proteger y conservar las especies marinas y mejorar el nivel de vida de las familias de los pescadores, puesto que en la zona sur, especialmente en el Golfo de Fonseca ya se tienen excelentes resultados y por eso ahora estamos replicando la experiencia en este bello municipio de La Ceiba y esperamos replicarlo en otros municipios de todo el litoral atlántico y la zona de la Mosquitía.

Agregó, que lo importante es que las buenas prácticas se continúen desarrollando para continuar beneficiando a más familias hondureñas, porque con este proyecto se espera obtener un aumento de poblaciones de peces y crustáceos de valor comercial, las cuales sirven como sustento para pescadores de las comunidades cercanas que se dedican a su extracción mediante la técnica del cordel trayendo así mismo múltiples beneficios para los pescadores locales.

Los arrecifes artificiales son estructuras creadas por el ser humano con diversos materiales, que se acondicionan en lugares predeterminados en profundidad y condiciones oceanográficas adecuadas para la protección y refugio de especies marinas, tanto de flora como de fauna de las comunidades cercanas a la costa.

Además, proveen un sustrato duro a aquellas especies que lo necesitan para desarrollarse (los llamados organismos sésiles) como las algas, las esponjas, las gorgonias y los corales, entre otras criaturas.

Los arrecifes artificiales resultan muy útiles porque  disminuyen la presión sobre los arrecifes naturales, proporcionando sitios alternativos para el buceo y la pesca submarina, actividades que pueden llegar a sobreexplotar las zonas de arrecifes.

Sembrar arrecifes trae otros beneficios económicos y pueden significar la atracción de más eco turistas que gustan de explorar, por ejemplo, los barcos hundidos.