MiAmbiente+, participa en la 36 (XXXVI) Conferencia Regional de la FAO para América Latina y el Caribe.


·         En el encuentro, se contó con la participación de 35 países  de América Latina y el Caribe, mismos que están conformados ante el organismo internacional.

Octubre 2020. La 36 Conferencia Regional  que reúne a todos los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en la región,  tiene como objetivo  establecer las prioridades regionales de la Organización para los próximos dos años, en esta oportunidad, se desarrolló en Nicaragua, siendo éste el país anfitrión.

La  conferencia se desarrolló durante tres días consecutivos y a la vez se consideró las debidas medidas de bioseguridad, por lo que se realizó una transmisión en vivo de forma simultánea en todos los países y por diferentes medios virtuales, debido a la actual pandemia que nos afecta de forma global.

Cabe mencionar que en Honduras, la sede para la reunión es en la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), en la que se contó con la participación del titular de este despacho, Mauricio Guevara como jefe de la delegación hondureña. 

A Guevara le acompañó: Norma Cerrato vice canciller de la Secretaría de Relaciones Exteriores; Carlos Pineda  sub secretario de  MiAmbiente+; Mario Martínez  ministro y director del Instituto de Conservación Forestal (ICF) y Dennis Latimer  Representante de la FAO en Honduras.

En la Conferencia, la FAO rindió un informe de los principales resultados logrados en el periodo 2018-2019. Además, de reiterar la ayuda a los países participantes a encontrar soluciones conjuntas a los grandes retos de la seguridad alimentaria, el desarrollo rural, la innovación, el cambio climático y la agricultura, pesca, ganadería y forestería sostenibles. 

Durante el encuentro, los temas principales estuvieron centrados en transformar los sistemas alimentarios para lograr dietas saludables para todos, avanzar mano a mano hacia sociedades rurales prósperas e incluyentes, la construcción de una agricultura sostenible y resiliente al clima, y el impulso de la innovación y la agricultura digital. 

Los países enfrentan el desafío de aumentar su eficiencia y productividad de alimentos, incorporar innovación en todos los procesos productivos, avanzar hacia la ganadería climáticamente inteligente, y cuidar sus recursos naturales cada vez más degradados.