Mapa nacional de degradación de tierras



La Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas (MiAmbiente+) a través de la Dirección General de Recursos Hídricos (DGRH) fue designada por la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha Contra la Desertificación y Sequía (UNCCD), de la cual Honduras es parte desde 1997.


Su objetivo fundamental es la lucha contra la desertificación y la mitigación de los efectos de la sequía en los países afectados, es decir la degradación de los suelos, pérdida de la cobertura forestal y desaparición de las fuentes de agua.


Uno de los acuerdos a los que los países miembros están sujetos es a la elaboración y validación del mapa nacional de degradación de tierras, ante lo cual ya hay avances pues se ha elaborado en este período un mapa preliminar, elaborado durante el proceso de modernización del “Plan de Acción Nacional de Lucha Contra la Desertificación y Sequía (PAN-LCD 2014)”.


 


Cabe resaltar que actualmente el mapa de degradación de tierras de Honduras está en proceso de ser actualizado por la DGRH. Este indica la disminución de la biodiversidad, como el mayor tipo de degradación en el país, con un 44.5% del territorio nacional, los procesos de compactación representan un 15.4% a nivel nacional y por último la variación cobertura vegetal con un 13.9%.


 


La desertificación en Honduras puede tomarse como sinónimo de la degradación acelerada de los recursos naturales, es decir, reducción o pérdida de bosques, desaparición de fuentes de agua y erosión de suelos debido al uso irracional del recurso forestal y a prácticas inadecuadas en los sistemas de producción agropecuaria.