Gobierno intensifica acciones de contención del coronavirus en Francisco Morazán, Cortés y Atlántida


El presidente Juan Orlando Hernández coordinó hoy con las oficinas regionales de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Francisco Morazán, Cortés y Atlántida un plan de contención  del coronavirus, una vez que se confirmaron los primeros dos casos en Honduras.

Hernández sostuvo la conversación vía videoconferencia con los Centros de Operaciones de Emergencias Regionales de Copeco, con el objetivo de plasmar un esquema de prevención y mitigación del coronavirus, en especial en las zonas donde se registra una gran cantidad de ingresos de viajeros que llegan del exterior.

El plan contempla desde la entrega de gel para los diferentes centros de estudio, en coordinación con las alcaldías, hasta un debido proceso de distribución de agua en lugares donde hay problemas con el suministro del vital líquido.

También el plan contempla la utilización obligatoria de boletas por parte de las aerolíneas para el registro de los viajeros y de sus itinerarios de viaje.

Visitas para conocer trabajo

Hernández adelantó en la reunión de trabajo que próximamente se desplazará a lugares como San Pedro Sula, La Ceiba y gran parte de Tegucigalpa, para conocer cómo avanzan las tareas de contención relacionadas con el suministro de agua y del gel.

Las visitas, explicó, le permitirán conocer además otro tipo de necesidades que se pudiesen presentar en las zonas.

Hernández aseguró que en las próximas horas se coordinará, en especial en La Ceiba, la adopción del programa de distribución de agua que tiene el Gobierno central en Tegucigalpa, por cuanto la ciudad puerto también afronta serios problemas de suministro del vital líquido.

Gel en centros escolares

El gobernante anunció que próximamente se iniciará en todo el país la distribución de miles de botes de gel antibacterial, por medio de Copeco y las alcaldías municipales, e indicó que se espera que el uso de ese producto logre crear una cultura de higiene en los centros de estudio y los hogares.

Asimismo, reiteró que por petición de las autoridades del Instituto Nacional de Migración se obligará a todas las aerolíneas que llegan a Honduras a hacer uso de los registros de viaje.

Hernández solicitó que exista una comunicación efectiva de parte de los organismos involucrados en la prevención y combate de la enfermedad para que los mensajes tengan el impacto necesario, aclaren y desvirtúen, porque “el pánico puede ser peor que la enfermedad”.

Insistió en que “se tenga la calma necesaria para afrontar la enfermedad, porque tarde o temprano iba a llegar y ahora la población lo que debe hacer es apegarse a los hábitos de higiene”.